ESTRATEGIAS EN LA ECONOMÍA FAMILIAR

Una reflexión antes de que acabe el año relacionada con la economía familiar:

LA PLANIFICACIÓN FINANCIERA DE NUESTRA ECONOMÍA.

Sesiones formativas: individuales/grupo.

 

El objetivo:

-CONSEGUIR UN AHORRO FISCAL: QUE NOS SALGA MEJOR LA DECLARACIÓN DE RENTA. (LA TÁCTICA)

-UN PLAN DINÁMICO PARA EL AHORRO, LA INVERSIÓN Y LA FUTURA JUBILACIÓN. (LA ESTRATEGIA)

-«ENCAJAR» LOS DIFERENTES TIPOS DE ACTIVOS (MONETARIOS, RENTA FIJA, RENTA VARIABLE, INMOBILIARIO, OTROS) EN LOS CUATRO «BLOQUES» : LA LIQUIDEZ, EL AHORRO, LA INVERSIÓN Y LA PREVISIÓN PARA EL RETIRO.

 

Un reto: adelantarnos al futuro, planificando nuestra hoja de ruta.

 

 

La bolsa y los dividendos

Una alternativa o complemento para incluir en nuestra estrategia de ahorro e inversión a medio y largo plazo. La renta variable y los dividendos obtenidos.

Lo normal es que por un depósito o producto de renta fija nos ofrezcan en los tiempos que corren, un tipo de interés cercano al 0%. Si nos fijamos en la renta variable (las acciones), podemos poner el objetivo en empresas con un buen dividendo que sea sostenible en el tiempo. Nos vendrá bien conocer el tipo de negocio, su solidez y algunos datos como por ejemplo si cuenta con una buena generación de caja o no.

Las dos formas más habituales para invertir en renta variable son:

De forma directa, comprando los títulos en el mercado.

De forma indirecta, a través de productos financieros como los fondos de inversión o los planes de pensiones.

Tenemos que analizar si en nuestra estrategia de ahorro e inversión tiene cabida la renta variable. También es fundamental conocer las ventajas y riesgos de todos los tipos de activos financieros y no financieros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies