Bancos y personas en el siglo XXI

CAMBIO DE ESCENARIO

Va quedando lejos en el tiempo la imagen de la oficina bancaria como centro neurálgico en el que empleados, cartillas de ahorro, hipotecas y préstamos, o el flujo de clientes, configuraban la escena diaria en cualquier banco o caja de un pueblo o ciudad en España. La llegada de los cajeros automáticos y el posterior avance de la digitalización, han convertido a móviles y ordenadores en los principales centros de operaciones.

Los cambios no afectan únicamente al escenario de la relación entre el cliente y la entidad financiera. Aparecen también, alcanzando mucho protagonismo, nuevos productos de ahorro y financiación. Como los fondos de inversión, en auge al ser el destino del ahorro e inversión de muchas personas a las que les ofrecen tipos de interés mínimos en los depósitos. O la financiación vía renting de un bien (el automóvil es un ejemplo) que muestra el cambio de tendencia al preferirse pagar una cuota periódica por el uso de un bien, antes que hacerse directamente con la propiedad del mismo.

Seguir leyendo

Las sensaciones imprescindibles

Cuando tengo que abordar un asunto profesional o si trato con una empresa porque necesito adquirir sus productos o servicios, al escuchar los mensajes que se reciben de nuestros representantes políticos, incluso al tratar con cualquier instancia de la administración pública, me pasa lo mismo que en las relaciones personales; hay una conjunto de sensaciones que me resultan imprescindibles sentir para estar cómodo.

Seguir leyendo

El euro, la inflación y los retos

Un periodo prolongado de estabilidad en nuestro territorio común, la Unión Europea. La creación del euro, un asunto de vital importancia para nuestras economías. Los retos a los que se enfrenta la Unión.

El reto digital, los planes energéticos, el empleo y los jóvenes. Nuestro lugar en el mundo si nos comparamos con otras áreas como Estados Unidos y China. Se encuentra en juego la calidad de vida de las futuras generaciones.

Antes de poner en papel un presupuesto

“El papel lo aguanta todo”. Unas reflexiones antes de poner en papel las cifras de ingresos y gastos de un presupuesto. Lo normal es que haya menos fuentes de ingresos que partidas de gasto. La importancia de la estabilidad en los ingresos. Los gastos básicos con un trato preferencial y no olvidar el mantenimiento.

Puedes aparecer gastos no previstos a lo largo de un ejercicio o periodo; es más difícil que surjan ingresos no previstos. Si no tenemos garantizada la entrada de ingresos, hemos de ser más precavidos al anotar las partidas de gasto.

En un presupuesto a veces olvidamos dotar con la cantidad adecuada lo que dedicamos al mantenimiento de activos, infraestructuras o bienes. Para los gastos básicos o fundamentales siempre tiene que haber un plan B (que incluya incluso eliminar otros gastos no necesarios).