Al grano, ¿qué es la economía?

¿Cual es la esencia de la economía? La búsqueda y la investigación para mejorar la calidad de vida del mayor número de personas posibles. Con la premisa de que el ser humano ha de vivir en libertad y la situación natural es la de contar con recursos escasos.

Lo que hemos conseguido es el resultado de muchos años y personas arriesgando e innovando; de descubrimientos e investigaciones a lo largo del tiempo.

¿Y los economistas qué?

Pues yo creo que va en nuestro ADN, intentar adelantarnos a los acontecimientos (tener la previsión como eje de actuación). Denunciar no solo si se cometen excesos en el mercado, sino también la vocación intervencionista de los gobernantes. Y por supuesto, no dejar de investigar para ayudar a la mejora de la calidad de vida del mayor número de personas posible.

Seamos prácticos, vayamos al grano y hay que mojarse.

 

La entrevista con el gestor financiero

Tener los objetivos claros en función de la etapa de mi vida en la que me encuentro. Saber transmitirlo y afrontar con capacidad de decisión la distribución de los diferentes activos reales y financieros. Cuando estamos con un gestor, aparte de escuchar es fundamental que nuestras inquietudes y planteamientos sean valorados.

¿Qué preguntas importantes tengo que hacer? Conocer los productos que comercializan, sus comisiones y las rentabilidad histórica que acreditan. Las tendencias en el mundo de la inversión. Los sectores que generarán demanda por parte de los consumidores.

¿Qué conclusiones saca? Evalúe los conocimientos y la disposición de la persona con la que se está entrevistando. Recuerde que usted no tiene la culpa de que los intereses estén tan bajos, y exija eficacia, claridad y cercanía en la gestión.

 

 

La empresa pequeña. Equilibrios en el alambre

Suponga que tiene una pequeña empresa y que está compitiendo en un mercado con precios ajustados y márgenes estrechos. Lo último que necesita es que le “organicen los costes”. Usted al lanzar su empresa,  es una fuente de beneficios para la sociedad. Aumentan los ingresos públicos por impuestos y cotizaciones. Las personas pueden acceder a empleos. Crece la actividad y el desarrollo económico.

Si por ejemplo tiene que hacer frente a una subida del salario mínimo por decreto, puede perder competitividad al no poder trasladar el aumento de costes a sus precios de venta.

¿Y si tiene que cerrar porque le “expulsan del mercado”?  No pongamos dificultades a los creadores de riqueza en una sociedad.

 

 

 

La inflación y su bolsillo

La inflación, un indicador de si el “ritmo” de los precios de una economía es equilibrado o no.

Hablamos de periodo de inflación alto cuando hacemos referencia a un tiempo o fase, más o menos amplio,  de un alza de precios en comparación con épocas o tiempos de estabilidad. El equilibrio en los precios queda determinado por la oferta y la demanda, aspecto básico para el funcionamiento a buen ritmo de una economía.

En España y en los países de la zona euro nos encontramos en un periodo de baja inflación. Algunos de los motivos que nos lleva observar datos de inflación entre el 0 y el 1%:

-Normal abastecimiento de bienes y servicios. Incluso observamos exceso de oferta sobre la demanda, como en los ejemplos de algunos productos de consumo y de la mano de obra.

-Envejecimiento de la población ( en términos generales, menos demanda de muchos bienes).

-Economía digital (facilidad para comprar en cualquier mercado).

Las clases de inflación, la de demanda, la de costes y la estructural. Los periodos de inflación descontrolada son letales para la economía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies