La economía, los jóvenes y el espíritu crítico

ESPÍRITU CRÍTICO, PENSAR EN LIBERTAD

Hacernos preguntas desde jóvenes fomenta el espíritu crítico, el acceso al conocimiento y la tolerancia. Las cuestiones relacionadas con asuntos económicos no quedan fuera del supuesto anterior. A continuación me gustaría indicar a modo de ejemplo algunas de las que considero más importantes. ¿Cómo funciona la creación de dinero? ¿Qué fuentes de energía se utilizan para cubrir las necesidades de mi país? ¿Cuánto cuesta producir un bien o servicio (de mi ámbito privado o del conjunto de lo público)? ¿Cómo lo pagamos? ¿Por qué a algunas personas les sobra mucho (en lo material) y a otras les falta de todo? ¿Por qué oigo hablar tanto de corrupción? ¿Estamos asistiendo a una nueva Revolución Industrial? ¿Qué actividades económicas podrían generar valor añadido y empleo en el futuro inmediato? En definitiva, el ejercicio de intentar pensar en libertad, hacerse preguntas o cuestionarse todo con afán constructivo.

Seguir leyendo

La economía, el planeta y nosotros

Los seres humanos no podemos fabricar  fotosíntesis, ni ríos, ni bosques; ejemplos de procesos, corrientes de agua o ecosistemas, tan necesarios para la vida. Habitamos en un planeta rodeado de una atmósfera con unas características determinadas para que la energía del sol llegue de forma óptima. La Tierra es nuestra casa común.

La etimología de la palabra economía hace referencia a la “administración de la casa”. Administrar implica cuidar, mantener y no destruir. Hay, o tendría que haber una conexión íntima entre la economía y el cuidado del medio ambiente. No podemos cambiarnos de planeta como de ciudad o de casa; y esto nos obliga a un ejercicio continuo de humildad y respeto.  La realidad es que dependemos de nosotros, de  los otros seres vivos y de la salud de este cuerpo sólido celeste en el que habitamos; y éste necesita del sol como proveedor de energía y por lo tanto generador de vida. Si hacemos mantenimientos en lo que podemos construir (casas, puentes o fábricas), ¿ no será fundamental que cuidemos lo que no podemos crear?

Seguir leyendo

Castilla La Mancha, la economía y el vino

Si tengo que elegir un bien o producto para explicar los diferentes sectores de la economía, como castellanomanchego elijo el vino. El recorrido desde el trabajo en la viña a su degustación por parte del consumidor final. Lo agrícola (la labor en el campo y la vendimia), lo industrial (el proceso de elaboración y producción) y lo comercial (la venta en bodegas y establecimientos). Sin olvidarme de la relación que se establece con la cultura y las relaciones sociales (la gastronomía y el enoturismo como ejemplos destacados).

Seguir leyendo

Jóvenes: economía y retos

Me gustaría poner el foco en los jóvenes, tomando como referencia la franja de edad entre 18 y 30/35 años a modo orientativo. Hablamos de unas generaciones que se enfrentan al reto de la revolución tecnológica. Las ofertas de empleo que demandan y priman perfiles digitales o las relaciones comerciales en cualquier mercado vía internet están produciendo en el ámbito de las profesiones cambios de mucho calado.

Seguir leyendo