Cuanto más sepamos, mejor para todos

Creo que conviene tener desde muy jóvenes conocimientos de economía, finanzas, comercio, informática o idiomas. Al igual que a cualquier chico o chica les haría bien antes de llegar a la mayoría de edad, saber poner una lavadora, arreglar un enchufe, planchar o algunas nociones de cocina. Y supongo que tampoco les vendría mal conocer algunas cuestiones de labores agrícolas o ganaderas básicas. El saber práctico, las herramientas para la vida, la capacidad de desenvolverte en cualquier situación. Cuanto más habilidades se tengan mejor para el propio interés y para el beneficio de la sociedad. En una época de innovaciones tecnológicas, los trabajadores y las empresas que mejor se adapten tendrán más posibilidades de que su actividad siga adelante. Las personas que adquieren un bien o servicio se suelen guiar por la relación calidad-precio y les gusta satisfacer sus necesidades de compra de manera rápida y cómoda.

Seguir leyendo

Los ahorradores buscando un 3% …

¿QUÉ OCURRE CON LOS DEPÓSITOS Y LOS BONOS?

En la actualidad, si visitamos un banco para ver que tipo de interés nos ofrecen por hacer un depósito con nuestro dinero, en la mayoría de las ocasiones nos dirán que el 0% . Es decir, si les «prestamos» dinero a ellos (los bancos) es gratis. Incluso se empieza a plantear la posibilidad que en el actual escenario de tipos, los bancos cobren a sus clientes por tener depositado su dinero. O incluso en el caso de que nos planteemos «prestar» nuestro dinero al estado español comprando deuda pública, nos podemos encontrar con tipos de interés a 10 años en el entorno del 0,50%, y si se lo «prestamos» a  plazos menores, con tipos de interés negativos. 

Seguir leyendo

Los tipos de interés y los ahorradores

¿Qué hago con mi dinero? Esta pregunta se la hacen muchos ahorradores o inversores, en el entorno actual de tipos de interés muy cercanos al 0%. La política monetaria del Banco Central Europeo y los tipos de interés. Los inversores y los ahorradores son el pilar básico para que exista financiación de la actividad económica. Su esfuerzo es clave para el sostenimiento del sistema de bienestar social.