Principios sólidos y curiosidad de investigador

A la hora de planificar y gestionar la organización de mis finanzas, hay una serie de principios y referencias a los que no quiero renunciar. Me sirven como base de la posterior hoja de ruta a la hora de ahorrar, invertir o pedir dinero a préstamo. No obstante, no suelo hacer una planificación cerrada, me gusta estudiar con curiosidad de investigador cualquier innovación que se presente o que me oferten.

Seguir leyendo

¿Educación financiera o economía para la vida?

El próximo 4 de octubre se celebra el Día de la Educación Financiera. A la hora de abordar este asunto, me gusta mejor hablar del conjunto de conocimientos, habilidades y experiencias en las relaciones económicas personales. Un enfoque que solo contemple cuestiones financieras se queda corto y descuida otros aspectos básicos de nuestra economía.

Seguir leyendo

Decisiones en nuestra economía y vida

En tiempos de cambios se nos abre el abanico para la toma de decisiones en cuestiones que afectan a nuestra economía y vida. Las dudas que surgen ante la compra de un nuevo coche, o los interrogantes en el camino a elegir por los hijos en sus planes de formación o estudio, son algunas de ellas. De la misma forma, cuando planteamos la estrategia económica financiera a nivel familiar tenemos que ser muy activos, formarnos o preguntar mucho a consultores, asesores o gestores. Las nuevas políticas monetarias, la globalización o los cambios demográficos, son factores a tener en cuenta a hora de planificar nuestro ahorro, financiación o inversión.

Seguir leyendo

Cuanto más sepamos, mejor para todos

Creo que conviene tener desde muy jóvenes conocimientos de economía, finanzas, comercio, informática o idiomas. Al igual que a cualquier chico o chica les haría bien antes de llegar a la mayoría de edad, saber poner una lavadora, arreglar un enchufe, planchar o algunas nociones de cocina. Y supongo que tampoco les vendría mal conocer algunas cuestiones de labores agrícolas o ganaderas básicas. El saber práctico, las herramientas para la vida, la capacidad de desenvolverte en cualquier situación. Cuanto más habilidades se tengan mejor para el propio interés y para el beneficio de la sociedad. En una época de innovaciones tecnológicas, los trabajadores y las empresas que mejor se adapten tendrán más posibilidades de que su actividad siga adelante. Las personas que adquieren un bien o servicio se suelen guiar por la relación calidad-precio y les gusta satisfacer sus necesidades de compra de manera rápida y cómoda.

Seguir leyendo