Poder de seducción

Los economistas tenemos que hacer más atractiva la enseñanza o la divulgación de la economía. Quizá deberíamos intentar que despierte más curiosidad entre los jóvenes. Intuyo que muchos de ellos tienen la percepción de que es una ciencia aburrida, donde señores y señoras muy serios en su torre de marfil, manejan datos, modelos o cuestiones como los impuestos, que no resultan fáciles de entender. Tenemos que bajar más a pie de calle, hay que dar más poder de seducción a esta ciencia social que refleja la vida misma con sus grandezas y miserias.

Seguir leyendo

Alta precisión y lenguaje adecuado

En economía es esencial tanto la precisión en los datos como el uso correcto del lenguaje. Cuando hablamos de las finanzas públicas nos referimos al dinero de todos. Los ciudadanos adultos nos tenemos que implicar en los ingresos públicos (impuestos) y tener información detallada de los gastos. La deuda pública no es un ente abstracto, es un montante monetario que hay que controlar, devolver y también se hereda. Todo lo anterior es lo normal en un estado de derecho.

Seguir leyendo