Jóvenes atrapados entre la oferta y la demanda

Tiene que ser muy duro tener más de veinte años, ofrecer tu fuerza de trabajo a la sociedad con el objetivo de ganarte la vida después de años de formación y encontrarte con una demanda escasa o precaria por parte de los creadores de empleo. Sobre todo porque esto ocurre al inicio de la vida laboral, en una edad en la que la ilusión por conseguir un trabajo aún está intacta. Muchos jóvenes se encuentran atrapados por la falta de opciones al no funcionar la conexión de oferta y demanda. Debe ser complejo en el plano personal seguir viviendo con y de tus padres cuando ves que te acercas a los treinta años y te faltan oportunidades.

LOS CUELLOS DE BOTELLA

Seguir leyendo

Industria, natalidad y formación

Dedicarte a la economía de una forma u otra te convierte en un observador social. Sientes la necesidad de analizar las circunstancias que condicionan el bienestar de la sociedad. Cuando asesoramos o formamos, estamos intentando adelantarnos a los retos que siempre depara el futuro. En mi opinión, debemos transmitir optimismo y fomentar el espíritu innovador. Sin olvidarnos de la dosis, siempre necesaria, de sentido común, realismo y prudencia.

Seguir leyendo