Buscar trabajo a cierta edad

VALOR HUMANO AÑADIDO

Hombres y mujeres en el entorno de los 50 años, más o menos hacia arriba o abajo del medio siglo de vida. Acostumbrados a resolver situaciones de crisis por su trayectoria vital (tanto en lo personal, familiar o profesional si me apuran). Habiendo “tirado del carro” con casi toda seguridad en más de una ocasión, bien en sus trabajos o en las relaciones humanas.  Con algunas “costuras” en el alma y con experiencia en “lamerse las heridas” para salir de momentos complicados. Habituados a escuchar y negociar en sus actividades o en la vida personal. Con oficio, saber hacer y habiendo tenido  experiencias de cómo organizarse en situaciones más o menos complejas.

¿Son conscientes las personas que se dedican a los procesos de selección de personal de las empresas grandes o pequeñas, del valor humano añadido que aportan estos hombres y mujeres? ¿Por qué el hecho de haber cumplido determinada edad, puede llegar a estigmatizar para ocupar un puesto determinado?

Las plantillas formadas por profesionales con diferentes edades, características y aptitudes aportan mayor variedad de soluciones. Constituyen equipos que se benefician del empuje de los más jóvenes y el temple de los más mayores. La mezcla enriquece, mi experiencia en labores de administración y ventas me dice que el trabajo es más productivo y gratificante cuando hay diversidad de hombres y mujeres en los distintos tramos de edad.

MÁQUINAS Y PERSONAS

Puedo admitir que el cambio de lo analógico a lo digital está relacionado con el progreso; sin embargo un escenario en el que las máquinas tengan cierta primacía sobre lo humano no me produce buenas sensaciones. En lo profesional están al alza los conocimientos tecnológicos y podemos llegar a correr el riesgo de que valores o aptitudes como la capacidad de negociación o el saber escuchar queden en un segundo plano.

Bien es verdad que muchas personas de cierta edad tenemos que hacer un esfuerzo especial para estar al día en tecnología, idiomas o  nuevas habilidades que se demandan para las nuevas profesiones. Sin embargo, estoy convencido de que  las plantillas formadas por jóvenes y no tan jóvenes acaban generando sinergias para las empresas; así como una aportación muy enriquecedora para todos los empleados en sus bagajes profesionales.

Señoras y señores seleccionadores de personal, no tengan miedo. Entrevisten por favor a hombres y mujeres de cierta edad, obsérvenles en las “distancias cortas”, en la cercanía de trato. El talento y las buenas actitudes se mantienen también con los años, incluso pueden llegar a mejorar.

Comparte

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

De conformidad con las normativas de protección de datos, les facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: DEL RIO POLO, VICENTE DAMIÁN
Fines del tratamiento: mantener una relación comercial y enviar comunicaciones de productos o servicios.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición
Más información del tratamiento en la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies