El ahorro y la planificación combaten la incertidumbre

 

1. HOJA DE RUTA A LA HORA DE AHORRAR, INVERTIR Y PLANIFICAR EL FUTURO

2. SIGNIFICADO DE ALGUNOS CONCEPTOS FINANCIEROS

3. CUESTIONES QUE PUEDEN INFLUIR EN LAS DECISIONES DE AHORRO

 

Una persona con sentido común, si sus ingresos superan a sus gastos básicos, dedica un porcentaje de sus rendimientos al ahorro/inversión. Si realizamos una buena planificación de nuestras finanzas, nos encontraremos en mejor posición para afrontar los retos o situaciones extraordinarias que se nos planteen.

 

1. HOJA DE RUTA A LA HORA DE AHORRAR, INVERTIR Y PLANIFICAR EL FUTURO

-Visión a medio y largo plazo. Fijar una estrategia y objetivos en función de nuestras posibilidades y preferencias a la hora de ahorrar o invertir en activos (depósitos, acciones, bonos, viviendas, locales, fincas rústicas y otros). Planteándonos retos y metas globales a cinco, diez, quince y veinte años a modo de referencia. La fecha de la posible jubilación, cambiar de automóvil, el comienzo de los estudios superiores de los hijos, así como otros acontecimientos que requieran de fondos extras, son algunos de los casos.

-Templanza y serenidad ante la variación en el corto plazo del valor de mercado de nuestros bienes y activos. No es conveniente tomar decisiones precipitadas de compra de bienes sobrevalorados, ni de realizar desinversiones por bajadas temporales en los precios, ni debemos dejarnos influir por la volatilidad en los mercados de valores.

-Diversificar y combinar diversos tipos de activos y productos. Un colchón de liquidez en depósitos, una cartera de valores sólidos con un negocio sostenible y buen dividendo, una vivienda en un barrio con demanda creciente de alquiler, un fondo de inversión de renta fija y variable y una cartera de bonos públicos o privados, constituyen un ejemplo de un patrimonio de ahorro inversión que abarca diferentes segmentos.

-Alternativas cuando se producen cambios sustanciales en la generación de ingresos. Los planes de pensiones, las rentas vitalicias, los PIAS, los planes de previsión asegurados, son una muestra de productos adecuados para formar parte de nuestro patrimonio de previsión.  Contribuyen a estabilizar nuestra situación económica y financiera en momentos de cambios importantes como la jubilación, el desempleo o la aparición de una enfermedad grave.

-Conocimientos de economía y finanzas. Nos ayudan a comprender y a tomar decisiones de planificación, inversión y ahorro. Es importante que cuando tratemos con asesores financieros, empleados de banca o de compañías de seguros y profesionales de las finanzas, nos ofrezcan productos financieros acordes con nuestros intereses, preferencias y conocimientos.

-Actualización, valoración y revisión en un periodo determinado de tiempo. Les aconsejo que lo hagan una o dos veces al año. ¿Es adecuado el % de depósitos, renta fija, renta variable y otros activos que tengo? ¿Debo incrementar la aportación a mi plan de pensiones? ¿Los precios de las viviendas son demasiado altos? Con éstas y otras preguntas que nos hagamos, nos ponemos al día y tomamos decisiones.

2. SIGNIFICADO DE ALGUNOS CONCEPTOS FINANCIEROS

-Interés compuesto. Los intereses obtenidos de un capital inicial al final de un periodo se acumulan al montante inicial para calcular los intereses del nuevo periodo. Considero que a largo plazo puede resultar muy rentable al ahorrador inversor.

-Regla del 72. Nos ayuda a estimar cuando se duplica un capital, conociendo antes el tipo de interés anual y el número de años. Ejemplo: 10.000 euros se convierten aproximadamente en 20.000 euros con un tipo de interés del 4% durante 18 años. La comprobación: 18 x 4 = 72. De la misma forma, este capital se duplicaría en 12 años con un tipo de interés del 6% anual durante ese periodo. Se trata de una herramienta válida para hacer previsiones.

-Renta fija. Se invierte en títulos a través de bonos, obligaciones, letras y otros instrumentos financieros. Nos convertimos en acreedores de un organismo público o  una empresa privada que emite los títulos. Debemos de valorar el riesgo de solvencia del emisor. La rentabilidad predeterminada es fija si mantenemos la inversión hasta el vencimiento. Ejemplo: si tengo un título de 10.000 euros adquirido en el mercado primario que me reporta un 2% anual, cada año obtendré 200 euros hasta el vencimiento final. Si vendemos nuestra inversión antes del vencimiento en el mercado secundario, y los tipos de interés de los nuevos títulos que se están emitiendo en esas fechas han subido al 3%, el precio que obtendré por la venta será inferior a los 10.000 euros iniciales, ya que el interés (2%) que paga es menor que el (3%) de los nuevos títulos. En el caso contrario, si los tipos de interés están más bajos en la fecha de la venta, obtendré una cantidad superior a los 10.000 euros iniciales.

-Renta variable. Las acciones son una parte del capital social de una sociedad anónima. Al adquirirlas nos convertimos en propietarios con derechos, uno de los más importantes es el poder cobrar una parte de los beneficios en forma de dividendos. La rentabilidad que podemos obtener no la conocemos cuando compramos los títulos. El riesgo más importante es el de precio, los cambios en la cotización a la baja pueden ser oportunidades de compra o pérdidas si nos vemos obligados a vender por necesidad.

-Plan de pensiones individual.  Es un producto en el que hacemos aportaciones que se van acumulando para adquirir activos financieros, formando lo que se denomina derechos consolidados. El objetivo o fin es cubrir determinadas prestaciones: jubilación, incapacidad, enfermedades graves, desempleo.

 

3. CUESTIONES QUE PUEDEN INFLUIR EN LAS DECISIONES DE AHORRO

-Es recomendable seguir las tendencias de inversión. Podemos fijarnos en la evolución de sectores que pueden ir al alza como la salud, la ecología, las energías limpias y la robótica entre otros.

-Los tipos de interés de los depósitos y de la deuda están en mínimos debido principalmente a la política monetaria del Banco Central Europeo. Con cautela y en función de nuestra aversión al riesgo, podemos configurar nuestras carteras con productos que contengan renta fija y renta variable con el fin de intentar elevar la rentabilidad de nuestros ahorros e inversiones.

-La fiscalidad es una variable importante en muchos casos. Puedo cambiar de fondo de inversión y de plan de pensiones las veces que quiera y no tributo hasta que no rescato la operación.

-Históricamente tendemos en España a invertir en «ladrillo». Si hemos encontrado una vivienda a un precio razonable y tenemos un inquilino solvente y no problemático, puede resultarnos una inversión rentable y sostenible en el tiempo. No siempre nos encontramos en el caso anterior, así que les propongo que reflexionemos sobre las ventajas de opciones alternativas: cartera de acciones sólidas con un buen dividendo, otro tipo de inmuebles, o diversificar con fondos de inversión de todo tipo.

 

Nuestra planificación financiera está en función de nuestras necesidades y preferencias. Aunque pidamos asesoramiento, nosotros marcamos la hoja de ruta.

Comparte

2 comentarios en «El ahorro y la planificación combaten la incertidumbre»

Deja un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

De conformidad con las normativas de protección de datos, les facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: DEL RIO POLO, VICENTE DAMIÁN
Fines del tratamiento: mantener una relación comercial y enviar comunicaciones de productos o servicios.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición
Más información del tratamiento en la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.